sábado, 20 de septiembre de 2014

Meditaciones 20 de Septiembre

Noveno Paso
“Enmendamos directamente el daño causado a aquellas personas siempre que nos fuera posible, excepto cuando el hacerlo perjudicaría a ellos o a otros”
Centrados en la humildad, le pedimos ayuda a nuestro padrino o madrina. Siempre que sea posible, antes de hacer una enmienda la discutimos con nuestro padrino. Le explicamos el porqué de nuestra enmienda, qué pensamos decir y qué pensamos ofrecer para arreglar la situación.
 Libro Funciona Cómo y Por Qué
20 de Septiembre, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:
La recuperación de amar demasiado es para quienes lo desean, no para quienes lo necesitan. Muchas mujeres necesitan recuperarse de todas las grandes y pequeñas maneras que tienen de herirse a sí mismas y a los demás forzando resultados, intentando manejar y controlar hechos y personas, practicando la negación y permitiéndose ser omnipotentes. Pero pocas de nosotras deseamos trabajar sobre nosotras mismas más de lo que queremos trabajar sobre los problemas de otro. De manera que persistimos en intentar cambiar lo que no podemos, en lugar de hacerlo sobre lo que sí podemos cambiar. 
 Anne Julie Aubry

20 de  Septiembre, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
¿Qué importa la forma en que me trata la vida? Mi verdadera vida está en mi interior.
Angela L. Wozniac
Se dice que enseñamos a la gente cómo deben tratarnos. La forma en que tratamos a los demás los invitan a tratarnos de manera similar. Nuestra reacción ante las circunstancias externas de nuestra vida puede verse alterada en gran medida por nuestra percepción de las mismas. Y nosotras controlamos esa percepción. Ninguna experiencia tiene por qué desmoralizarnos. Podemos apreciar cada situación por la aportación que a largo plazo hace a nuestro crecimiento como mujeres felices y seguras.
Ninguna circunstancia externa nos ofrecerá eternamente la seguridad que todas anhelamos. Y de la misma forma, ninguna puede interferir en forma adversa con nuestro bienestar, más que brevemente y de vez en cuando.
El programa nos da la consciencia de que nuestra seguridad, nuestra felicidad y nuestro bienestar residen en  nuestro interior. Los momentos edificantes de nuestra vida pueden incrementar nuestra seguridad, pero no pueden garantizarnos que ésta durará. Sólo nuestra relación interna con nosotras mismas y con Dios puede garantizarnos el don de la seguridad.
Los altibajos de mi vida me recuerdan que debo ir a mi interior.
20 de Septiembre, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Espontaneidad
En la recuperación ¡Estamos aprendiendo a dejarnos ir! Estamos aprendiendo a ser espontáneos. La espontaneidad puede asustarnos a algunos de nosotros. Podemos temer la pérdida de control que implica la espontaneidad. Podemos seguir operando aún bajo las reglas codependientes que prohíben la espontaneidad: sé bueno; sé correcto; sé perfecto; sé fuerte; no te diviertas; y estate siempre en control.
Podemos asociar la espontaneidad con el actuar de una manera adictiva, compulsiva, autodestructiva o irresponsable. No es eso de lo que estamos hablando en la recuperación. La espontaneidad positiva implica expresar libremente lo que somos, de una manera divertida, sana, que no nos lastima y que no infringe los derechos de los demás.
Aprendemos a ser espontáneos y libres a medida que nos vamos haciendo más conscientes y vamos creciendo en autoestima. La espontaneidad surge a medida que se incrementa la confianza y la fe en nosotros mismos, y nos vamos sintiendo más seguros de nuestra capacidad de mantener límites sanos. Ser espontáneos está en relación con nuestra capacidad para jugar y para lograr intimidad. Para llegar a todas esas deseables acciones, necesitamos ser capaces de dejar ir nuestra necesidad de controlarnos a nosotros mismos y de controlar a los demás, y entrar completa y libremente en el momento presente.
Deja ir la tirante rienda con que te detienes a ti mismo. ¿Qué importa si cometes un error? ¿Qué importa si te equivocas?. Saborea tus imperfecciones. Permítete ser un poquito necesitado, un poquito vulnerable. ¡Corre un riesgo!
Podemos ser espontáneos sin hacernos daño a nosotros mismos o a los demás. De hecho, todo el mundo se beneficiará de nuestra espontaneidad.
Hoy tiraré el libro de reglas y disfrutaré de ser como soy. Me divertiré un poco con el regalo de la vida, de mí mismo y de los demás.
20 de septiembre
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Control/Valor
Incluso las personas cobardes pueden soportar la adversidad; sólo las personas valientes pueden soportar el suspense.
Mignon Mclaughlin
Antes de que empezáramos nuestro programa de recuperación, nunca pensamos que tendríamos que tolerar el suspense de vivir. Creíamos que si podíamos controlarlo todo —cómo nos ve la gente, cómo evolucionan nuestros hijos, cómo progresa un cliente— estaríamos a salvo.
A medida que hemos empezado a abandonar nuestra ilusión de control, descubrimos que la vida es ciertamente atemorizante a veces (por supuesto que también lo era antes, pero simplemente no nos permitíamos sentir nuestros sentimientos al respecto). También descubrimos que la vida posee el potencial de sorpresas nunca soñadas y de momentos de suspense que vivimos con facilidad y que nos sirven para evolucionar.
Siempre pensé que sufrir es tener verdadero valor.

Ahora veo que estar viva es una especie de valentía.