lunes, 22 de diciembre de 2014

Meditaciones 22 de Diciembre

Duodécimo Paso
“Habiendo obtenido un despertar espiritual, como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a otras adictas a las relaciones y de practicar estos principios en todos los aspectos de nuestra vida.”
Guiados por la promesa de libertad prolongada en nuestra vida, procedimos, en el Octavo Paso, a tomar conciencia de lo que habíamos hecho a otros en nuestra adicción activa. Volvimos a ver como la preparación espiritual de los pasos anteriores nos permitió soportar el dolor y el remordimiento de hacer una lista de las personas a las que habíamos hecho daño. Estar dispuestos a reparar con todas ellas nos alejó mucho más de las garras de la autoobsesión.
Libro Funciona Cómo y Por Qué
22 de Diciembre,La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:
Permitir a quien amamos profundamente sufrir las consecuencias naturales de su comportamiento y aprender de ellas es una enorme muestra de amor.

22 de Diciembre,
Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
En algún lugar de nuestra línea de desarrollo descubrimos lo que somos en realidad, y entonces tomamos nuestra verdadera decisión, de la cual somos responsables. Toma esa decisión principalmente por ti misma, pues en realidad nunca puedes vivir la vida de otra persona, ni siquiera la de tus hijos. Tu influencia la ejerces a través de tu vida y de la persona en la que te conviertes.
Eleanor Roosevelt
El hecho de hacernos totalmente responsables de lo que somos, de elegir a nuestras amistades, de hacer planes para alcanzar nuestros logros personales, de decidir conscientemente, día a día, hacia dónde deseamos llevar nuestra vida, son elementos que nos hacen vislumbrar aventuras que nunca hemos conocido. Muchas de nosotras desperdiciamos meses y años escondiéndonos de la vida mediante el alcohol, las drogas, la comida u otras personas. Pero hoy respiramos una nueva vida.
La recuperación nos ofrece a diario la oportunidad de participar en la aventura de la vida y de compartir nuestros talentos y nuestros dones especiales con aquellos con quienes compartimos una parte de nuestro tiempo.
Cambiamos a cada momento, lo mismo que nuestras amistades. El hecho de descubrir en nuestras experiencias qué y quiénes somos, tanto en soledad como en compañía de los demás, es algo que merece ser celebrado.
Hoy me felicitaré a mí misma y a los demás.
22 de Diciembre,
 El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Nos vienen cosas buenas
No te preocupes cómo vendrá lo bueno que ha sido planeado para ti.
Vendrá.
No te preocupes, ni te obsesiones, ni pienses que tienes que controlar, que tienes que salir de cacería a buscarlo, ni te confundas la mente tratando de averiguar cuándo y como te encontrarán esas cosas buenas.
Te encontrarán.
Sométete cada día a tu Poder Superior. Confía en tu Poder Superior.
Luego, quédate en paz. Confía en ti mismo y escúchate. Así es como vendrá a ti lo bueno que quieres.
Tu curación. Tu alegría. Tus relaciones. Tus soluciones. Ese trabajo. Ese cambio que deseas. Esa oportunidad. Vendrá a ti, de manera natural, con facilidad y de una multitud de formas.
Vendrá esa respuesta. Vendrá la dirección. El dinero. La idea. La energía. La creatividad. El camino se te abrirá. Confía en ello, pues ya ha sido planeado.
Preocuparse de cómo vendrá es inútil, un desperdicio y una disipación de energía. Ya está ahora mismo. Está en su lugar. ¡Sólo que no puedes verlo!
Serás atraído hacia ello, o ello será atraído hacia ti.
Hoy me relajaré y confiaré en que lo bueno que necesito me encontrará. Ya sea por mis propios medios, o por medio de los demás, todo lo que quiero y necesito me vendrá cuando sea el momento.
22 de diciembre,
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Opciones/miedo/cambio
Toda elección implica un riesgo. Todas hacen surgir miedos. A veces, cuando el miedo se hace intolerable, se conciben nuevos bebés, posponiéndose asi la necesidad de un cambio.
Norma Jean Harris(Sheila Ballantyne)
Haríamos cualquier cosa por evitar el miedo y el riesgo. ¿Dónde hemos encontrado la idea de que es malo sentir miedo y de que no somos capaces de superarlo? Haremos cualquier cosa para evitar el miedo y hacer una elección. Tenemos otro bebé, o haremos más trabajo, o nos mantendremos ocupadas con un nuevo proyecto en la casa, o cualquier otra cosa.
Tenemos tanto miedo de enfrentarnos a nosotras mismas y de enfrentar las opciones que tenemos que tomar que estamos dispuestas a hacer naufragar nuestras vidas y las vidas de las personas que nos rodean para no tener que tomar una opción.
Siempre quedamos resentidas cuando otras personas toman decisiones por nosotras, pero no queremos responsabilizarnos de las nuestras. Si podemos, nos arreglamos para que alguien tome una decisión por nosotras, y así no tenemos que responsabilizarnos de las consecuencias.

Afirmo que quiero ser yo misma y, en algunas ocasiones, esto me da un pánico mortal... Está bien.