viernes, 31 de octubre de 2014

Meditaciones 31 de Octubre


Décimo Paso
“Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocamos lo admitimos rápidamente”
A medida que disminuye el caos interno en el que vivimos tanto tiempo, comenzamos a tener largos periodos de serenidad. Durante estos momentos, experimentamos la poderosa presencia de un Dios bondadoso en nuestra vida. Somos cada vez más conscientes de ese Poder y estamos listos para buscar formas de mantener y mejorar nuestro contacto con ese Poder. Como buscamos orientación y significado en nuestra vida, seguimos con el Undécimo Paso.
Libro Funciona Cómo y Por Qué

31 de Octubre, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:
La recuperación no es una puerta que se cierra sobre una vieja manera de vivir, sino una que se debe abrir diariamente hacia una más plena experiencia de vida.


31 de octubre
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Estar sin proyectos
¡Qué hermoso es estar sin hacer nada, y descansar a continuación!
Proverbio español
Para muchas de nosotras, el pensamiento de estar sin hacer nada es terrorífico. No podemos imaginar que la vida sería vida si no estuviéramos sudando tinta con nuestros proyectos. No tener proyectos que nos esperan es como intentar vivir con partes de nosotras que nos faltasen. Nos hemos vuelto tan dependientes de la seguridad de nuestro próximo proyecto que ya no es nuestro. Estamos poseídas por él.
Las adictas al trabajo experimentamos alguna depresión cuando completamos una tarea. En lugar de relajarnos con el sentimiento natural de haber terminado, hacemos coincidir el final con el inicio de alguna otra cosa. De esta manera, lo mismo que la persona adicta a las relaciones, nunca tenemos que enfrentar la separación, ni comienzos ni finales. De hecho, nunca tenemos que enfrentarnos a nada.
Tal vez hoy podría experimentar el no hacer nada, y descansar a continuación.
31 de Octubre,
Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
La formula es muy sencilla: esfuérzate al máximo y verás como a alguien le agrada.
Dorothy Baker
Según los estándares de los demás nunca tenemos garantizado el éxito; sin embargo, si hacemos nuestro mejor esfuerzo de acuerdo con los estándares que creemos de Dios, tendremos éxito seguro. Y Dios siempre nos dará Su amor y aceptación incondicional.
En el pasado, muchas de nosotras temíamos que nuestro mejor esfuerzo no fuese suficiente. Y con frecuencia esos miedos ponían trabas a nuestro desempeño, haciendo realidad nuestros temores. Tales miedos paralizantes pueden volver a acecharnos si no atendemos cuidadosamente al programa y sus sugerencias.
Nuestro poder superior nos ayudará a realizar cualquier tarea que nos espere. Y ninguna tarea nos corresponde, excepto aquella para la que hayamos sido preparadas. Nuestro trabajo consiste simplemente en avanzar, tomar a Dios como compañero y realizar la tarea. No fallaremos si recordamos donde radica nuestra fortaleza, dónde se encuentra nuestra guía.
La autoestima es uno de los productos del trabajo realizado con la ayuda de Dios. Otro de ellos es aprender a confiar más rápido en El, reduciendo así la próxima vez el tiempo que dedicamos a nuestros temores.
Hoy tendré éxito en cualquier cosa que emprenda, si dejo que Dios guíe mis movimientos
31 de Octubre,
El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Todas nuestras necesidades
Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia, conforme a Su riqueza en la gloria.....
Filipenses 4:19
Este versículo me ha ayudado muchas veces. Me ha ayudado cuando me preguntaba de dónde vendría mi siguiente amigo, un trocito de sabiduría, de conocimiento interior o mi siguiente comida.
Todo lo que necesite hoy me será provisto.
La gente, los empleados, lo que tenemos a nuestra disposición inmediata, no son nuestra fuente.
Hemos hecho contacto con una Fuente Mayor, con una fuente de provisión infinita e inmediata: Dios y Su universo. Nuestra tarea es permitirnos a nosotros mismos ponernos en armonía con nuestra Fuente. Nuestra tarea es creer en, y mirar a, nuestra verdadera Fuente. Nuestra tarea es liberar el miedo, el pensamiento negativo, las limitaciones y el pensamiento de la escasa provisión. Todo lo que necesitamos nos será provisto. Que ésta se convierta en una respuesta natural a todas las situaciones de abundancia y a todas las situaciones de necesidad.
Rechaza el miedo. Rechaza las nociones de escasa provisión y de limitación. Permanece abierto a la abundancia. Aprecia la necesidad porque ésta es parte de nuestra relación con Dios y con Su universo. Dios ha planeado satisfacer todas nuestras necesidades, ha creado dentro de nosotros la necesidad, para que Dios pueda proveer. Ninguna necesidad es demasiado pequeña o demasiado grande. Si a nosotros nos importa y valoramos nuestra necesidad, Dios también lo hará.
Nuestra parte es asumir la responsabilidad de ser dueños de la necesidad. Nuestra parte es dar esa necesidad al universo. Nuestra parte es dejar ir, con fe. Nuestra parte es darle permiso a Dios de satisfacer nuestras necesidades creyendo que merecemos que se satisfagan nuestras necesidades y deseos.
Nuestra parte es dar sanamente, no cuidando en exceso a los demás ni por un sentimiento de culpa, de obligación o por codependencia, sino como resultado de una relación sana con nosotros mismos, con Dios y con todas las creaciones de Dios. Nuestra parte es simplemente ser como somos y que nos encante serlo.
Hoy practicaré la creencia de que todas mis necesidades serán cubiertas hoy. Me pondré en armonía con Dios y Su universo, sabiendo que yo cuento.