sábado, 25 de octubre de 2014

Meditaciones 25 de Octubre

Décimo Paso
“Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocamos lo admitimos rápidamente”
Debemos, por supuesto, ser tan cuidadosos al enmendar nuestro actual comportamiento como lo fuimos cuando hicimos las enmiendas en el Noveno Paso. Por ejemplo, si nos damos cuenta de que nos equivocamos porque estábamos sentados en una reunión juzgando en silencio a alguien que, compartía, ciertamente no hace falta que vayamos a decirle a esa persona lo que pensábamos. En cambio, podemos esforzarnos en ser más tolerantes.
Libro Funciona Cómo y Por Qué
25 de Octubre,
La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:
Disponte a intentar por lo menos una actividad completamente nueva por semana. Considera la vida como un banquete, y atrévete a probar distintas experiencias hasta descubrir qué es lo que te gusta.
Cristina Troufa
25 de octubre
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Esperanzas y Sueños
La «esperanza» es un ser alado que se posa en el alma... y entona una canción sin palabras que nunca, nunca, se acaba...
Emily Dickinson
Es agradable recordar que tenemos un ser alado en el fondo de nosotras que canta sin cesar.
Con frecuencia, creemos que hemos llegado a un lugar desprovisto de esperanza y de posibilidades, sólo para encontrarnos a continuación que es la misma desesperanza la que nos permite tocar fondo, nos proporciona la ilusión de poder recuperar el control, dar un giro y pedir ayuda. Después de las cenizas de nuestra desesperación, llega el fuego de nuestra esperanza.
Estar sin esperanzas y sin sueños es un lugar de pérdida... la pérdida es nuestro derecho de nacimiento como seres humanos. La esperanza brota y canta eternamente, incluso cuando tenemos un tapón de cera en los oídos.

Reconociendo y afirmando mis sentimientos de desesperación, me abro a la posibilidad de algo diferente. 
25 de Octubre,
Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
El amor tiene la cualidad de mantenernos al corriente en casi todo,  incluso en el trabajo.
Sylvia Asthon-Warner
Al amar y ser amadas nos transformamos. La presencia del amor en nuestra vida influye profundamente en las actitudes que adoptamos. Cada vez que reaccionamos con amor ante un amigo, un compañero de trabajo o incluso ante un extraño, influimos poderosamente en la dinámica de la relación que se da entre nosotros.
Toda reacción ante otra persona nos transforma, al tiempo que la informa. Cuando tratamos a los demás con desdén los invitamos a tratarnos de la misma forma. Cuando sólo expresamos críticas acerca de los demás, ello indica que nos autoevaluamos negativamente. Lo bello de una postura amorosa es que genera una respuesta igual. Cuanto más amor damos, más amor recibimos,
Si tenemos amor en nuestro corazón, cualquier tarea que debamos realizar nos parecerá más fácil. El amor es más poderoso que el miedo. El amor nos ayuda a abrir nuestro canal hacia Dios, garantizándonos la fortaleza, la comprensión y la paciencia necesaria para completar cualquier tarea que nos espere.
Dios me ama incondicionalmente.
Experimentaré la realidad de ese amor en la medida en que yo lo dé.
El amor quiere transformarme y puedo hacerlo.
   25 de Octubre,
El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Deja ir el pasado
....en tu libro están inscritos todos los días que han sido señalados, sin que aún exista uno solo de ellos.
salmos 139:16
Algunas personas creen que todos nuestros días fueron planeados, Divinamente ordenados, antes de que naciéramos. Dios sabía, dicen, y planeó exactamente lo que iba a suceder. Otros sugieren que nosotros escogimos, que participamos en planear nuestra vida, los eventos, las personas, las circunstancias que tendrían lugar, para trabajar nuestros asuntos y aprender las lecciones que necesitábamos dominar. Cualquiera que sea nuestra filosofía, nuestra interpretación puede ser similar: nuestro pasado no es ni un accidente ni un error. Hemos estado donde se ha necesitado estar, con la gente necesaria. Podemos abrazar nuestra historia, con su dolor, sus imperfecciones, sus errores, incluso con sus tragedias. Es únicamente nuestra; fue planeada sólo para nosotros.
Hoy, estamos justo donde necesitamos estar. Nuestras circunstancias actuales son exactamente como necesitan ser, por ahora.
Hoy dejaré ir mi sentimiento de culpa y mi miedo acerca de mis circunstancias pasadas y presentes. Confiaré en que donde he estado y donde estoy ahora ha sido justo para mí.