miércoles, 23 de mayo de 2018

Meditaciones 23 de Mayo




El primer mecanismo de evasión de la libertad que trataremos es el que consiste en la tendencia a abandonar la independencia del yo individual propio, para fundirse con algo, o alguien, exterior a uno mismo, a fin de adquirir la fuerza de que el yo individual carece; o, con otras palabras, la tendencia a buscar nuevos «vínculos secundarios» como sustitutos de los primarios que se han perdido.
Las formas más nítidas de este mecanismo pueden observarse en la tendencia compulsiva hacia la sumisión y la dominación o, con mayor precisión, en los impulsos sádicos y masoquistas tal como existen en distinto grado en la persona normal y en la neurótica, respectivamente. Primero describiremos estas tendencias y luego trataremos de mostrar cómo ambas constituyen formas de evadir una soledad insoportable.
Las formas más frecuentes en las que se presentan las tendencias masoquistas están constituidas por los sentimientos de inferioridad, impotencia e insignificancia individual. El análisis de personas obsesionadas por tales sentimientos demuestra que, si bien éstas conscientemente se quejan de sufrirlos y afirman que quieren librarse de ellos, existe sin embargo algún poder inconsciente que se halla en sus mismas psiquis y que las impulsa a sentirse inferiores o insignificantes. Sus sentimientos constituyen algo más que el reflejo de defectos y debilidades realmente existentes (aunque generalmente a éstos se los racionaliza, aumentando su importancia, con lo cual se justifica la inferioridad psíquicamente experimentada); tales personas muestran una tendencia a disminuirse, a hacerse débiles, rehusándose a dominar las cosas. Casi siempre exhiben una dependencia muy marcada con respecto a poderes que les son exteriores, hacia otras personas, instituciones o hacia la naturaleza misma. Tienden a rehuir la autoafirmación, a no hacer lo que quisieran, y a someterse, en cambio, a las órdenes de esas fuerzas exteriores,  reales  o  imaginarias.  Con  frecuencia  son  completamente  incapaces  de experimentar  el  sentimiento  .Yo  soy.  o  .Yo  quiero..
Erich Fromm El Miedo A La Libertad
23 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:
"Para muchas de nosotras que somos adictas a relaciones afectivas es mucho más fácil decir: Esta persona es mi problema, que admitir el miedo y la dificultad de estar coherente e íntimamente presente con el otro."

Ser victima de un perverso narcisista

Los pequeños actos perversos son tan cotidianos que parecen normales. Empiezan con una sencilla falta de respeto, con una pequeña mentira o sutil manipulación. Pero sólo los encontramos insoportables si nos afectan directamente. Luego, si el grupo social en el que aparecen (familia, compañeros de trabajo...) no reacciona, estos actos se transforman progresivamente en verdaderas conductas perversas que tienen graves consecuencias para la salud psicológica de las víctimas. Al no tener la seguridad de que serán comprendidas, las víctimas callan y sufren en silencio.



23 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Control/Arrogancia
La pasión por intentar enderezar a la gente es en sí misma una penosa enfermedad.
Marianne Moore
Las mujeres que hacemos demasiado pensamos con inusitada frecuencia que nos corresponde a nosotras enderezar a los demás. Tras reunir mucha información y adquirir conocimientos, hemos llegado realmente a creer que sabemos qué es lo mejor para la gente. Puesto que sabemos qué es lo mejor, no tenemos dificultades en compartir esta importante información con cualquiera que esté dispuesto/a a escuchar —y, a veces, con quien no lo está—. Algunas somos incluso pagadas por saber qué es lo mejor para los/as demás y enderezarlos/ as. ¡Ufff!, no parece tan bueno cuando se escribe, ¿verdad?
Tal vez hoy sería un buen día para considerar mi arrogancia. La arrogancia benevolente sigue siendo arrogancia.
23 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
Entrega todo lo que puedas de ti misma a tu poder superior.
S.H.
Cuanto más en armonía estemos con Dios, mayores serán nuestras alegrías. El reconocimiento de nuestra colaboración con nuestro poder superior nos hace más fácil tomar cualquier decisión, nos simplifica la conclusión de cualquier tarea y elimina cualquier incertidumbre acerca de nuestro valor en este mundo, particularmente en relación con las personas que nos rodean.
Saber que nunca estamos solas, que en cualquier circunstancia alguien cuida nuestros intereses, suaviza cualquier dificultad que debamos afrontar. Las dificultades nos enseñan, son las lecciones que nuestro yo interior ha solicitado, y no olvidemos que tenemos un protector siempre dispuesto que nos acompaña en todas las circunstancias de nuestra vida.
Cuanto mayor sea nuestra fe en que Dios nos mira tanto a través de nuestras actividades cotidianas como las experiencias problemáticas, más seguras estaremos de que todo va bien, de que nuestras vidas siguen el camino trazado y de que poco a poco se está desarrollando un plan cuyo centro son nuestros mejores intereses.
Mi comprensión de Dios y del poder de Su presencia es proporcional a mi confianza en El. Al igual que ocurre con la energía eléctrica, he de conectarme con la fecha de la que procede la luz del entendimiento y la energía para que pueda ver mi camino en cualquier experiencia que el día de hoy me presente.
23 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Disfrute
La vida no es para soportarla, es para disfrutarla y abrazarla.
La creencia de que debemos encogernos de hombros y vivir una existencia de escasez y privaciones para tener nuestra "recompensa en el Cielo" es una creencia codependiente.
Y sin embargo, la mayoría de nosotros todavía tenemos temporadas en que la vida es estresante y reta a nuestra habilidad para soportarla.
Pero en la recuperación estamos aprendiendo a vivir nuestra vida, a disfrutarla y a manejar las situaciones como vienen.
Nuestras habilidades de supervivencia nos han servido bien. Nos han acarreado en tiempos difíciles, de niños y de adultos. Nuestra capacidad para congelar sentimientos, negar problemas, privarnos a nosotros mismos y lidiar con el estrés nos han ayudado a llegar a donde estamos hoy.
Pero ahora estamos a salvo. Estamos aprendiendo a hacer algo más que sobrevivir. Podemos dejar ir conductas de supervivencia enfermizas.
Estamos aprendiendo maneras nuevas, mejores, de protegernos y cuidar de nosotros mismos. Estamos libres para sentir nuestros sentimientos, identificar problemas y resolverlos, y darnos a nosotros mismos lo mejor. Estamos libres para abrirnos y sentirnos vivos.
Hoy dejaré ir mis habilidades para soportar y sobrevivir. Escogeré un nuevo modo de vivir, uno que me permita estar vivo y disfrutar de la aventura.




martes, 22 de mayo de 2018

Meditaciones 22 de Mayo


◙☻◙
22 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:

Cuando las personas están tratando realmente de cambiar, no hablan demasiado sobre el tema. Están demasiado ocupadas haciéndolo.
 

Quinto Paso
Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestras faltas
La mayoría de nosotros estaba de acuerdo con esto, pero sin admitir nuestros defectos ante otra persona, no podríamos conservarnos tranquilos. Parece claro que la Gracia de Dios no llegará a nosotros para expulsar nuestras obsesiones destructivas mientras no estemos dispuestos a hacer esa admisión de nuestros defectos ante otra persona. 
Ne.A
22 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Capacidad de conexión/confusión/
soledad
Las mujeres que tienen una baja valoración de sí mismas hacen la vida difícil a todas las demás mujeres.
Nellie Mcclung
Como mujeres, tenemos una gran capacidad de conexión unas con otras. Nos han educado para ser competitivas con otras mujeres y verlas como enemigas y competidoras.
También hemos sido educadas para ver a las demás mujeres como inferiores y se nos ha dicho que, si queríamos salir adelante, necesitábamos identificarnos con los hombres, o incluso volvernos como ellos o ser como ellos quieren que seamos. Todo ha sido muy confuso. Frecuentemente nos hemos sentido solas y aisladas.
Un factor principal de nuestra curación ha sido reconocer que somos mujeres y buscar la conexión con las demás. Nos vemos reflejadas en sus historias, y nuestra soledad cambia entonces en sentimiento de relación.
No estoy sola. Otras mujeres comparten mis experiencias.
Curación y actitud de conexión son lo mismo.
22 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
La modificación de una simple conducta puede afectar otros comportamientos y, por tanto, transformar muchas cosas.
Jean Baer
Nuestra conducta indica a los demás quiénes somos. Con frecuencia nos descubrimos comportándonos en formas que nos mantienen atoradas o nos avergüenzan. Otras veces llegamos a sentir un profundo dolor por nuestro comportamiento. Nuestra conducta nunca nos complacerá totalmente. Pero el hecho de decidir que deseamos cambiar algún comportamiento y de usar el programa para lograrlo, es ya un primer paso.
Recuerda que las imperfecciones son humanas y aceptables. Sin embargo, la transformación de una conducta concreta, como la decisión de dar un paseo todas las mañanas en lugar de dormir 30 minutos más, cambiará la manera en que sentimos con respecto a nosotras mismas. Y un pequeño cambio como ése puede tener un efecto notable sobre nuestra apariencia y nuestras actitudes.
Muchas de nosotras temimos durante un tiempo no poder cambiar. Pero podemos. Y también podemos ayudarnos a transformarnos mutuamente.
Un pequeño cambio en el día de hoy – sonreír a la primera persona con la que me encuentre, meditar antes de comer o hacer ejercicio durante unos minutos - me ayudará a dar un nuevo curso a mi vida.
Alentaré a otra mujer para que se me una en este esfuerzo y me mantendré en mi corazón.
22 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Tiempo de reprogramar
No pidas amor hasta que estés listo para estar sanado lo suficiente para dar amor y recibirlo.
No pidas alegría hasta que estés listo para sentir tu dolor y liberarlo, para que puedas sentir alegría.
No pidas el éxito hasta que estés listo para conquistar las conductas con las que lo sabotearías.
¿No sería bueno que pudiéramos imaginarnos que tenemos o nos hemos convertido –y luego que hemos recibido de inmediato- en aquello que queríamos? Podemos tener y ser todo lo bueno que queramos. Todo lo bueno es nuestro si lo pedimos. Pero primero se debe sembrar el campo, hacer un trabajo de preparación.
Un jardinero no plantaría las semillas a menos que la tierra estuviera adecuadamente preparada para cobijar y alimentar esas semillas. Plantarlas sería un esfuerzo desperdiciado. Sería para nosotros un esfuerzo desperdiciado tener lo que queremos antes de estar listos para ello.
Primero necesitamos hacernos conscientes de nuestro deseo o necesidad. ¡Esto puede no ser fácil! Muchos de nosotros nos hemos acostumbrado a callar la voz interior de nuestros deseos y necesidades. A veces, la vida tiene que trabajar muy duro para captar nuestra atención.
Luego dejamos ir nuestra vieja "programación", las conductas y creencias que interfieren con fomentar y promover lo bueno. Muchos de nosotros tenemos fuertes programas de sabotaje, aprendidos desde la niñez, de los que necesitamos liberarnos. Podremos necesitar "actuar como si" durante un tiempo hasta que se vuelva realidad la creencia de que merecemos lo bueno.
Combinamos este proceso con mucho dejar ir, mientras nos está cambiando hasta la médula. Hay una naturalidad en este proceso, pero puede ser intenso. Se lleva su tiempo.Las cosas buenas son nuestras si las pedimos, si estamos dispuestos a participar en la labor de preparar el campo. Trabaja y espera.
Hoy, Dios mío, dame el valor para identificar el bien que quiero en mi vida y para pedirlo. Dame también la fe y la energía que necesito para llevar a cabo la labor de preparación que debo hacer primero.

lunes, 21 de mayo de 2018

Meditaciones 21 de Mayo


21 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:

Cuando un padre convierte a su hijo en compañero y confidente, se produce una violación del territorio del niño. Cualquier niño que es elevado al rango de igual por un adulto ha sido tomado para servir a las necesidades del mismo. Para no seguir causando daño, y a la vez obtener el consuelo, la guía y el apoyo que necesitamos, debemos buscar la compañía de otros adultos que también están intentando recuperarse de la adicción a relaciones afectivas y que compartirán con nosotras su experiencia, su fortaleza y su esperanza.



Quinto Paso
Admitimos ante Dios, ante nosotras mismas  y ante otro ser humano la naturaleza exacta de nuestros males
Otro gran beneficio que podemos esperar del hecho de confiar nuestros defectos a otra persona es la humildad - una palabra que suele interpretarse mal. Para los que hemos hecho progresos en A.A., equivale a un reconocimiento claro de lo que somos y quiénes somos realmente, seguido de un esfuerzo sincero de llegar a ser lo que podemos ser. Por lo tanto, lo primero que debemos hacer para encaminarnos hacia la humildad es reconocer nuestros defectos. No podemos corregir ningún defecto si no lo vemos claramente. Pero vamos a tener que hacer algo más que ver. El examen objetivo de nosotros mismos que logramos hacer en el Cuarto Paso sólo era, después de todo, un examen. Por ejemplo, todos nosotros vimos que nos faltaba honradez y tolerancia, que a veces nos veíamos asediados por ataque s de autoconmiseración y por delirios de grandeza. No obstante, aunque ésta era una experiencia humillante, no significaba forzosamente que hubiéramos logrado una medida de auténtica humildad. A pesar de haberlos reconocido, todavía teníamos estos defectos. Había que hacer algo al respecto. Y pronto nos dimos cuenta de que ni nuestros deseos ni nuestra voluntad servían, por sí solos, para superarlos.
AA

21 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado,Anne Wilson Schaef
Conflicto
Es mejor ser un león por un día que dormir toda tu vida.
Elizabeth Henry
El conflicto es inevitable en nuestras vidas. Nos sentimos en conflicto cuando tenemos que tomar una opción, y el conflicto está dentro. Creemos con firmeza cómo debe tomarse una decisión empresarial y entramos en conflicto con nuestros/as iguales.
Algunas creemos que sólo hay dos salidas cuando surge el conflicto: rugir como un león e imponer nuestra voluntad o retroceder como una corderita y ceder (e intentar imponer de manera sutil nuestra voluntad).
Ninguna de las dos opciones se sostiene a sí misma.
Afortunadamente, tenemos otra opción. Podemos comprobar qué es lo que nos pasa por dentro. Podemos escuchar lo que dicen los demás. Podemos aclararnos a nosotras mismas y ver lo que tenemos que aprender.
El conflicto es inevitable. Luchar es una elección.

21 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
"Nuestros amigos no eran sobrenaturalmente hermosos, ni hablaban con lenguas de oro;
nuestros amantes se equivocaban de vez en cuando, nosotros  buscábamos la perfección... "
- Adrienne Rich
Muchas veces nuestras expectativas superan la realidad. Queremos más de lo que tenemos, nuestros hogares, nuestros seres queridos, tal vez nuestros puestos de trabajo parecen no estar a la altura. "Si"-nos decimos a nosotros mismos. Ha llegado el momento de dejar de decir: "si tan sólo" y espera, en cambio, por lo que es.
Estamos en recuperación. Tenemos amigos y familiares que se preocupan por nosotros. Tenemos exactamente lo que necesitamos en este momento.
Cada uno de nosotros puede hacer una contribución hoy por el bien de otra persona y por lo tanto para nosotros mismos. Y en el acto de mirar el día de hoy y  dar algo a otro ser humano, vamos a sentir la perfección interior, que por error dejamos de dar hacia el exterior .
Puede mirar a mi alrededor hoy y agradecer. Voy a decirle a alguien cercano que soy capaz compartir  mi mundo con otra persona.
21 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Satisfagamos nuestras necesidades
Quiero cambiar de carrera... Necesito un amigo... Estoy listo para iniciar una relación...
Por lo regular, nos hacemos conscientes de nuestras necesidades.
Podemos necesitar un sillón nuevo, amor y apapachos, dinero o ayuda.
No tengas miedo de reconocer una necesidad o un deseo. El nacimiento de un deseo o necesidad, la frustración temporal al reconocer una necesidad antes de satisfacerla, es el principio del ciclo de recibir lo que queremos. Después de reconocerla, la dejamos ir y luego recibimos lo que queríamos o necesitábamos. Identificar nuestras necesidades es una preparación para las cosas buenas que están por venir.
Reconocer nuestras necesidades significa que se nos está preparando y se nos está llevando hacia aquello que las satisfará. Podemos tener fe y quedarnos en ese lugar mientras eso sucede.
Hoy dejaré ir mi creencia de que mis necesidades nunca serán satisfechas. Reconoceré mis deseos y necesidades, y luego se las entregaré a mi Poder Superior. A mi Poder Superior le importan a veces hasta las cosas más tontas y pequeñitas si me importan a mí. Mis deseos y necesidades no son un accidente. Dios me creó a mí y a todos mis deseos.

domingo, 20 de mayo de 2018

Meditaciones 20 de Mayo


Si alguien ha hecho algo que imagina afecta a los demás de alegría, será afectado de una alegría acompañada de la idea de sí mismo como causa; o sea, se considerará a sí mismo con alegría. Si, por el contrario, ha hecho algo que imagina afecta a los demás con tristeza, se considerará a sí mismo con tristezaBaruch Spinoza
20 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:
Aun cuando parezca que un hombre te invita a tratar de ayudarlo a manejar su vida, hacerlo significa una falta de respeto hacia el derecho que tiene a ser el que es.Cuando un hombre te invita a ayudarlo a controlar cualquier aspecto de su vida, te esta tendiendo una trampa. Su problema se ha convertido en el tuyo.


20 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
Sólo necesitas a una persona para cambiar tu vida: tú misma.
Ruth Casey
El cambio no es fácil, pero es absolutamente inevitable. Surgirán barreras. Aumentarán las frustraciones. Se cerrarán las puertas. Nada permanece eternamente inmutable, y esperar lo contrario es aburrido. El crecimiento acompaña al cambio. Si nos decidimos a afrontar el resultado de un cambio de conducta o de actitud, la percepción de nosotras mismas mejorará. Hemos avanzado. Nuestra vida mejorará a través de un cambio que sólo nosotras podemos realizar.
Todas hemos temido a los cambios que sabíamos que debíamos hacer, y quizás aún hoy sigamos temiendo alguno inminente. ¿Hacia dónde nos llevará? El hecho de que el resultado está fuera de nuestro control es difícil de aceptar. Pero sólo nos corresponde hacer el esfuerzo. El consuelo es que los cambios positivos, que sabemos que nos favorecen a nosotras y a las demás personas que forman parte de nuestra vida, nunca nos llevarán por mal camino. De hecho, son necesarios para allanar el sendero.
Cuando las circunstancias de nuestra vida nos preocupen, es necesario un cambio, y a nosotras nos corresponde iniciarlo. Si reflexionamos sobre nuestro pasado recordaremos que los cambios que más nos asustaban influyeron en nuestra vida de modo positivo e insospechado.
Los frutos del cambio son buenos.
20 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Tristeza
En último término, penar por nuestras pérdidas significa someternos a nuestros sentimientos.
Tantos de nosotros hemos perdido muchas cosas, hemos dicho muchas veces adiós, hemos tenido muchos cambios. Podremos detestar las mareas del cambio, no porque el cambio no sea bueno, sino porque hemos tenido muchos cambios, muchas pérdidas.
A veces, cuando estamos en medio del dolor y de la pena, nos volvemos miopes, como los miembros de la tribu que nos muestra la película
África mía.
"Si los meten en la cárcel," dijo uno de los personajes, describiendo a esta tribu, "se mueren".
"¿Por qué?", Preguntó otro personaje.
"Porque no pueden captar la idea de que algún día saldrán de ella.
Piensan que es algo permanente, así que se mueren."
Muchos de nosotros tenemos mucho por qué penar. A veces empezamos a pensar que la pena, o el dolor, es un estado permanente.
El dolor cesará. Una vez que lo sintamos y lo liberemos, nuestros sentimientos nos llevarán a un lugar mejor que donde estábamos cuando empezamos. Sentir nuestros sentimientos, en vez de negarlos o minimizarlos, es como nos curamos del pasado y nos movemos a un futuro mejor. Sintiendo nuestros sentimientos es como los dejamos ir.
Podrá dolernos un rato, pero la paz y la aceptación están del otro lado. De modo que es un comienzo.
Dios mío, ayúdame a admitir mis finales y a terminarlos para que pueda estar listo para nuevos comienzos.
20 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Estar presente al momento
La nobleza de carácter se manifiesta en las rendijas, cuando no existen amplias puertas.
Mary Wilkins Freeman
Las oportunidades no siempre llegan en el momento y en la forma que habíamos esperado. En lugar de rayos deslumbrantes de luz, frecuentemente se presentan como pequeñas voces que nos susurran en los momentos más inesperados.
Nuestro potencial para la grandeza está vinculado a nuestra capacidad para estar presentes al momento.
Darnos cuenta tal vez sea una de nuestras principales capacidades. Cuando estamos presentes para darnos cuenta de la oportunidad pequeña e insignificante, quizá descubramos que hemos hecho un giro importante en el sendero de nuestra vida.
Cualquiera puede atravesar una gran puerta. Espero tener la nobleza de carácter para ver la rendija.



sábado, 19 de mayo de 2018

Meditaciones 19 de de Mayo


  
19 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:

"Si alguien te golpea o te hace daño una vez, es más que probable que lo vuelva a hacer, con la salvedad de que esa vez tendrás menos derecho a sentirte golpeada o herida, porque ya sabes que él tiene tendencia hacia esa clase de comportamiento.
Dado que se trata de un adulto, debe asumir que actuó como lo hizo, y no porque no se diera cuenta, sino porque ese comportamiento forma parte de su personalidad. Un hombre puede ponerse límites por un tiempo, o permitir que tú se los pongas, pero será sólo algo temporal. Tarde o temprano volverá a ser el que realmente es. Si no lo abandonas, si intentas manejar el comportamiento o la adicción de tu pareja, todos tus esfuerzos no generarán en él sentimientos de gratitud. En lugar de eso, lo que sentirá por ti es resentimiento por ser la que interfiere entre él y lo que quiere o necesita hacer. Entonces, el problema no es su comportamiento. Eres tú".



Otra manera de educar SÍ es posible
Para decir “Ni una menos” tenemos que comenzar por educar y concienciar a nuestros niños y jóvenes de una manera igualitaria. Tenemos que apostar por dejar de lado los “ideales” de princesa indefensa y de machito violento, pues son el germen de maltrato hacia la mujer.
Porque la parte más visible de la violencia de género, el asesinato, es el último peldaño de un escalafón que comienza con una educación deficitaria, que alimenta las dependencias y las necesidades, que genera un maltrato y que acaba matando física y psicológicamente.
Por eso, hoy queremos recordar que…
El aislamiento social y afectivo… SÍ ES MALTRATO.
El chantaje emocional… SÍ ES MALTRATO.
Los insultos cubiertos y encubiertos… SÍ ES MALTRATO.
El control del móvil, de las cuentas personales y de las redes sociales… SÍ ES MALTRATO.
Las amenazas y los menosprecios… SÍ ES MALTRATO.
El control del vestuario…SÍ ES MALTRATO.
La indiferencia emocional…SÍ ES MALTRATO.
La agresión verbal, los comportamientos dominantes (amenazar con terminar la relación) y los celos… SÍ ES MALTRATO.
La discriminación social, laboral o económica… SÍ ES MALTRATO.
Así, si comenzamos desde la base, obtendremos un castillo bien formado a partir del que alimentar una sociedad en gran parte sana y limpia de maltrato, violencia y prejuicio.
Raquel Aldana , La mente es maravillosa
19 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Desvalorización/Opciones
La lección más machacona que mi madre me enseñó es que no vales nada si no estás haciendo algo.
Ferrand
La adicción al trabajo no es algo que crezca espontáneamente en medio de la vida. Las semillas han sido plantadas frecuentemente en nuestra infancia, y simplemente nos limitamos a vivir las reglas y expectativas que nuestros padres y madres instalaron en nosotras.
¿Cuántos padres y madres creían realmente que el ocio era obra del diablo y que si no nos mantenían constantemente ocupadas, podíamos caer en algo horrible?
¿Cuántas de nosotras estamos asustadas de la ociosidad, de los momentos de tranquilidad en los que no tenemos nada programado?
Un alcalde de una gran ciudad del medio oeste afirmaba públicamente que cuando miraba su agenda, si la noche del martes había quedado libre, pensaba que su personal estaba tonto. También reconocía que su adicción al trabajo había arruinado su matrimonio y su salud.
¿No es alentador saber que no tenemos por qué vivir nuestras programaciones infantiles? Como personas adultas, podemos elegir.
19 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
Si sufrimos enfermedad, pobreza o desgracia, pensamos que cuando termine seremos felices. Pero también sabemos que no será así, porque pronto nos acostumbramos a no sufrir, deseamos algo más.
Simona Weil
Quizás sea propio de la naturaleza humana el no estar satisfecho nunca y el pensar constantemente qué sucedería si…. Sin embargo, cuanto más busquemos la felicidad en nuestro interior, mayor será nuestra aceptación de todas las cosas en todas las ocasiones.
Con frecuencia oímos que la felicidad está en nuestro interior. Pero ¿qué significa eso cuando quizás acabamos de perder el trabajo que nos mantenía a nosotras y a nuestros hijos? ¿O cuando el coche no quiere arrancar y tenemos poco dinero? ¿O cuando nos sentimos verdaderamente asustadas y no sabemos con quién hablar ni adonde ir? En esas ocasiones, decir que la felicidad está en tu interior parecen sólo palabras.
Sin embargo, no deja de ser cierto que, en cualquier situación, la felicidad se halla en nuestro interior, pero debemos saber cómo acceder a ella. Para viajar a nuestro interior, lo primero que necesitamos es decisión. Lo segundo es quietud y, finalmente, paciencia. Pero la paz vendrá a nosotros.
Cuando hayamos aprendido a recurrir a nuestra fuerza interna dejaremos de desear. Entonces, en lugar de sufrimiento, hallaremos serenidad.
 Hoy viajaré a mi interior cuando sienta el estruendo de la insatisfacción. Allí buscaré mi alegría y mi bienestar, y sabré que el  orden divino se ocupa de todo.
19 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Resolvamos problemas
"La vergüenza es el primer sentimiento que me pega cada vez que yo, o alguien a quien amo, tiene un problema," dijo una mujer en recuperación.
Muchos de nosotros fuimos educados con la creencia de que tener un problema era algo de lo que debíamos avergonzarnos.
Esta creencia puede hacernos mucho daño. Puede impedirnos identificar nuestros problemas; nos puede hacer sentir enajenados e inferiores cuando los tenemos, o los tiene alguien a quien amamos.
La vergüenza puede impedirnos solucionar un problema y encontrar el regalo que constituye ese problema.
Los problemas son parte de la vida. Lo mismo las soluciones. La gente tiene problemas, pero nosotros, y nuestra autoestima, somos algo aparte de nuestros problemas.
Todavía no conozco una persona que no tenga problemas que resolver, ¡pero he conocido a muchas que se sentían avergonzadas de hablar acerca de los problemas que ya habían resuelto!
Nosotros somos más que nuestros problemas. Aunque nuestro problema sea nuestra propia conducta, el problema no es lo que somos, es lo que hicimos.
Esta bien tener problemas. Está bien hablar acerca de los problemas, en el momento adecuado, y con gente segura.
Está bien resolver problemas.
Y estamos bien. Aunque tengamos problemas, o los tenga alguien a quien amamos. No tenemos por qué perder nuestro poder personal o nuestra autoestima. Hemos resuelto exactamente los problemas que hemos necesitado resolver para convertirnos en lo que somos.
Hoy dejaré ir mi vergüenza acerca de los problemas.

viernes, 18 de mayo de 2018

Meditaciones 18 de de Mayo


18 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:

"La sobriedad en una relación, entendida como la ausencia de la adicción, es a la vez muy real y muy sutil, y no puede ser medida salvo por los progresivos niveles de serenidad que vamos obteniendo en nuestra vida"


Quinto Paso
Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestras faltas
Lo realmente decisivo es tu buena disposición para confiar en otra persona y la total confianza que deposites en aquel con quien compartes tu primer inventario sincero y minucioso. Incluso después de haber encontrado a esa persona, muchas veces se requiere una gran resolución para acercarse a él o ella.
AA

18 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Un solo día cada vez/Confianza/Control
Vivir es una manera de no estar segura, de no saber qué es lo que sucederá a continuación ni cómo.
En el momento en que sabes cómo, empiezas a morir un poco. El artista nunca sabe exactamente. Adivinamos.
Tal vez nos equivoquemos, pero damos salto tras salto en la oscuridad.
Agnes De Mille
¡Qué arrogancia e ignorancia la nuestra la de creer que podemos hacer otra cosa que vivir un solo día cada vez! Estamos tan engañadas por nuestros espejismos de control que realmente creemos que podemos controlar el futuro, hacer que sucedan las cosas como nos gustaría que sucedieran y controlar totalmente nuestras vidas. Cuando lo hacemos, dejamos de vivir.
Vivir plenamente es vivir una vida de fe. Hagamos nuestros proyectos de trabajo, nuestros planes y, después, dejémoslos solos. Vivir plenamente es dar un salto de fe y, antes de que nuestros pies estén totalmente en el suelo, saltar de nuevo. Cuando pensamos que tenemos todo bajo control, empezamos a «morir un poco».
Se necesita mucha fe para vivir un día cada vez, y las alternativas no parecen muy atractivas.
18 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Vivamos nuestras vidas
¡No dejes de vivir tu vida!
Muy a menudo, cuando se da un problema, dentro de nosotros o a nuestro alrededor, retrocedemos al pensar que si pusiéramos nuestra vida en suspenso posiblemente podríamos contribuir en forma positiva a la solución. Si una relación no está funcionando, si enfrentamos una decisión difícil, o si nos estamos sintiendo deprimidos, podemos poner nuestra vida en suspenso y atormentarnos con pensamientos obsesivos.
Abandonar nuestra vida o nuestra rutina contribuye a agrandar el problema y nos impide encontrarle una solución.
Frecuentemente, la solución llega cuando la dejamos ir lo suficiente para vivir nuestra vida, regresar a nuestra rutina y dejar de obsesionarnos por el problema.
A veces, aunque no sintamos quererlo dejar ir o poderlo dejar ir, podemos actuar "como si" pudiéramos, y eso nos ayudará a dejarlo ir, tal como deseamos.
No tienes porqué renunciar a tu poder para solucionar problemas.
Puedes dejar de concentrarte en tu problema y concentrarte en tu vida, confiando en que el hacerlo así te llevará a acercarte a una solución.
Hoy seguiré viviendo mi vida y atendiendo mis rutinas. Decidiré tan frecuentemente como necesite hacerlo, dejar de obsesionarme acerca de lo que me esté molestando. Si no siento ganas de dejar ir alguna cosa en particular, actuaré "como si" ya la hubiera dejado ir hasta que mis sentimientos estén de acuerdo con mi conducta.
18 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
Para sentir es necesario ser fuerte.
Anna Maria Ortese
 La fuerza para realizar cualquier tarea, para soportar cualquier presión, para encontrar la solución a cualquier problema, siempre está cerca de nosotras como el aire que respiramos. Cuando no recurrimos a la fuente de toda la fuerza que está a nuestra disposición, agotamos a nuestra energía, desgastándonos e incluso enfermándonos de preocupación.
Momento a momento se nos ofrecen oportunidades de experimentar el arrebato de la vida. La recuperación nos da la oportunidad de confiar en nuestros sentidos, de concentrarnos en el momento, sabiendo que sobreviviremos a cualquier experiencia y que, al encontrarnos en total armonía aquí y ahora con las experiencias que nos pertenecen sólo a nosotras, tenemos garantizado un nuevo conocimiento y una mayor consciencia del significado de nuestra vida.
Al igual que nuestros músculos, nuestra fuerza crece cuando la flexionamos. Cuanto más recurramos a ese poder superior, de más fuerza dispondremos. La práctica nos habituará a permitir que Dios nos ayude a soportar todas las presiones y a resolver todos los problemas. Con el tiempo, las presiones y los problemas parecerán haber dejado de existir. Estaremos aprendiendo a dejar que nuestro poder superior nos lleve a superar las dificultades de nuestra vida. Y por fin seremos libres para vivir las verdaderas alegrías que ésta nos depara.
Toda fuerza que necesito para afrontar cualquier cosa que me preocupe está a mi alcance. Hoy me dejaré ir y permitiré que Dios me ayude.

jueves, 17 de mayo de 2018

Meditaciones 17 de Mayo



17 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:

Cuando recurrimos a una droga, una conducta u otra persona para poder sobrellevar un sentimiento insoportable, corremos el riesgo de desarrollar una dependencia enfermiza.
Si un hombre se convierte en el alivio para sentimientos de ansiedad y abandono, podemos volvernos desesperadamente dependientes de él. Es nuestra la "dosis".
Nuestra "dosis" siempre requiere algo en pago por el alivio temporal que nos suministra. Con las relaciones adictivas el precio es, generalmente - por lo menos-una resaca emocional.



Quinto Paso
Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestras faltas
Luego de que hayamos compartido nuestro inventario, seremos recompensados
Texto Básico, AA

17 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Toma de conciencia
Sentía como si yo fuera niebla. Sabía que estaba desesperadamente buscando algo de gran importancia, cuya pérdida era vital, pero no podía ver con claridad.
Judy Ness
Nos mantenemos tan ocupadas y con tanto trabajo que no tenemos tiempo de ver en la niebla y buscar algo de mucha importancia.
Miramos a nuestro trabajo, al dinero, a nuestras familias para que nos llenen, pero todas estas «soluciones» parecen pobres.
Incluso si tenemos éxito, cuando nos detenemos lo suficiente nos damos cuenta de la existencia de un sentimiento de soledad y vacío. Se nos ha pasado el darnos cuenta de que nada de lo de afuera puede llenarnos y que la persona que añoramos encontrar es nosotras mismas.
No tenernos ni estar en contacto con nosotras mismas es una amenaza para nuestra vida. Cuando nos abandonamos, somos más vulnerables a las influencias externas y menos conscientes de lo que realmente necesitamos.
¡Qué entusiasmante es empezar a ver cómo se levanta la niebla y saber que lo que andábamos buscando tan desesperadamente estaba todo el tiempo dentro de nosotras.
Lo que ando buscando no está «ahí afuera». Está en mí. Soy yo.
17 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Límites
A veces, la vida y la gente parecen presionar y presionar. Como estamos tan acostumbrados al dolor, podremos decirnos a nosotros mismos que no nos duele. Como estamos tan acostumbrados a que la gente nos controle y nos manipule, podremos decirnos que estamos equivocados.
No estamos equivocados. La vida nos está presionando y lastimando para captar nuestra atención. A veces, el dolor y la presión apuntan hacia una lección. La lección puede ser que nos hemos vuelto demasiado controladores. O quizá se nos está empujando para que nos adueñemos de nuestro poder para cuidar de nosotros mismos. La cuestión son los límites.
Si alguien o algo nos está presionando hasta el límite, eso es exactamente lo que está sucediendo: nos han presionado hasta nuestro límite. Podemos estar agradecidos por esa lección que está aquí para ayudarnos a explorar nuestros límites y a fijarlos.
Hoy me daré permiso para fijar los límites que quiero y que necesito fijar en mi vida.
17 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
"Amar nos permite vivir y al vivir crecemos en el amor."
- Evelyn Mandel
Muchos días nos parece demasiado fácil estar centrado en nosotros mismos, preguntándonos si los demás nos aman más que amar a los demás. En esos días, es posible que tengamos que actuar "como si" nos encantan las personas que estan en nuestros caminos. La vida parece  más fácil, por no amar.  El regalo inesperado es que nosotros empezamos a sentir el amor y ser amado. Actuar "como si" es una buena manera de aprender los comportamientos que no se sienten con naturalidad. Y con el tiempo, actuando "como si" nada más será necesario.
Puedo comportarse de manera que decida. Puedo elegir pensar en los demás, y amarlos. Puedo elegir olvidarme de mí mismo hoy.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Meditaciones 16 de Mayo




16 de Mayo, La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:

¿Comienzas una relación asumiendo el papel de la madre que todo lo da, todo lo acepta y todo lo consiente a su niño malo y exigente?
Las que amamos demasiado les proponemos un acuerdo tácito a los hombres que se nos aparecen como necesitados: primero yo me haré cargo de ti, y luego tú te harás cargo de mi.


Quinto Paso
Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestras faltas
Si la lección de tu alma indica perdonar, primero debes experimentar lo imperdonable. De otra manera ¿cuál sería la lección? Bendice y perdona al menos dentro de tu corazón, pide perdón a todos los hombres (y también a las mujeres) con los que hayas peleado y luchado en el pasado, cuando perdonamos, cambiamos el mal por el bien, y la lección está terminada.
Al compartir nuestro inventario, a veces nuestro padrino o madrina comparte algo de su propia experiencia. Quizás llore con nosotros, o sonría al reconocer las luchas que ahora tenemos en común.
Funciona Cómo y Por qué, NA

16 de mayo
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef
Pedir ayuda
Un consejo es lo que pedimos cuando ya conocemos la respuesta pero nos gustaría no conocerla.
Erica Jong
¡Exacto! Normalmente, cuando pedimos un consejo es porque ya somos conscientes de la respuesta dentro de nosotras, pero no queremos enfrentar nuestro conocimiento interno. Entonces dejamos que otra persona nos dé un pequeño empujón.
Además, cuando pedimos consejo, hay una parte de nosotras que teme que cualquier persona nos lo dé.
Cuando lo hace, nos quita la presión de encima, aunque sepamos que no funcionará y en el fondo lo rechacemos internamente.
Por otra parte, pedir ayuda es ya otro asunto completamente diferente. La mayoría de las mujeres que hacemos demasiado tenemos mucha dificultad en pedir ayuda. Por lo general, podemos hacer las cosas solas, sea lo que sea, y nos sentimos más a gusto haciéndolas por nosotras mismas. Podemos dar órdenes y decir a los demás cuáles son las cosas que hay que hacer. Podemos organizar y supervisar. Hemos aprendido muchas maneras de obtener ayuda sin pedirla y sin reconocer que la necesitamos. Sin embargo, es infinitamente más auténtico pedir ayuda cuando la necesitamos.
Pedir ayuda no significa que somos débiles o incompetentes.
Habitualmente indica un nivel elevado de honestidad e inteligencia.

16 de Mayo, El lenguaje del adiós de Melody Beattie
Amor propio
"Me desperté en la mañana y tuve unos momentos difíciles durante un rato", dijo un hombre en recuperación. "Luego me di cuenta de que eso se debía a que no me estaba gustando mucho a mí mismo". La gente que está en recuperación a menudo dice: "Simplemente no me gusto a mí misma ¿Cuándo empezaré a gustarme?".
La respuesta es: empieza ahora. Podemos aprender a ser amables, amorosos y cariñosos con nosotros mismos. De todas las conductas de recuperación que estamos luchando por lograr, amarnos a nosotros mismos puede ser la más difícil y la más importante. Si habitualmente somos duros y críticos con nosotros mismos, aprender a ser amables puede requerir de un delicado esfuerzo.
¡Pero qué valiosa aventura!
Al no gustarnos a nosotros mismos, podemos estar perpetuando el desprecio, el abandono o el abuso que recibimos durante la niñez por parte de la gente importante en nuestra vida. No nos gustó lo que sucedió entonces, pero nos descubrimos copiando a aquellos que nos maltrataron al tratarnos mal a nosotros mismos.
Podemos detener ese patrón. Podemos empezar a darnos el tratamiento amoroso, respetuoso, que merecemos.
En vez de criticarnos, podemos decirnos que nos hemos desempeñado suficientemente bien.
Podemos despertar por la mañana y decirnos que nos merecemos tener un día bueno.
Podemos hacer el compromiso de cuidar bien de nosotros mismos durante el día.
Podemos reconocer que somos merecedores de amor.
Podemos hacer cosas amorosas por nosotros mismos.
Podemos amar a otras personas y dejarlas que nos amen.
La gente que en verdad se ama a sí misma no se centra destructivamente en sí misma. No abusa de los demás. No deja de crecer y de cambiar. La gente que se ama bien a sí misma aprende a amar también a los demás. Continuamente crece para convertirse en gente más sana, aprendiendo que colocó su amor en el lugar correcto.
Hoy me amaré a mi mismo. Si caigo en el viejo patrón de no gustarme a mí mismo, encontraré una manera de salir de el.
16 de Mayo, Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
Sólo las mujeres cuyos ojos han sido lavados por las lágrimas obtienen la visión que las hermana con todo el mundo.
Dorothy Dix.
 Las tormentas que sacuden nuestras vidas nos benefician, al igual que las que azotan nuestros campos y ciudades, limpiando el aire que respiramos. Nuestras tormentas traen a la superficie los asuntos que nos molestan. Quizás temamos a un cierto trabajo que entraña responsabilidades. Quizás todavía luchemos con las demás personas que son importantes en  nuestra vida. La actitud posesiva es una tormenta particular que con frecuencia dificulta nuestro progreso. Las tormentas nos fuerzan a reconocer esas tendencias que continúan obstruyendo nuestro camino, y el reconocimiento es un paso necesario para la liberación.
La recuperación incluye toda una serie de tormentas, las cuales propician un nuevo crecimiento y limpian nuestras cañerías atascadas. La paz que viene después de la tormenta es digna de nuestra alabanza.
Cada tormenta puede ser comparada con un peldaño en la escalera hacia la plenitud, la escalera que nos lleva a incorporarnos a una humanidad sana. Las tormentas dificultan el ascenso, pero cada paso nos vuelve más fuertes. De esta forma podremos superar más fácilmente la próxima tormenta.
 Si éste es un día tormentoso, recordaré que va a refrescar el aire que respira.