viernes, 28 de noviembre de 2014

Meditaciones 28 de Noviembre

28 de Noviembre,
La meditación para las Mujeres que aman demasiado, Robin Norwood:
Si te rebelas ante la idea de gastar tiempo y dinero en tu propia recuperación porque te parece un desperdicio, piensa en todo el tiempo y el dinero que has gastado en tratar de eliminar el dolor producido por una relación desdichada, o por el intento de acabar con ella. Es probable que la lista de formas de gastar tiempo y dinero a causa de amar demasiado sea lo suficientemente larga como para hacerte sentir incómoda si la estudias con sinceridad: beber, consumir drogas, comer demasiado, utilizar distintos métodos de evasión, tener que reemplazar objetos ( tanto tuyos como de él) destruidos en algún estallido de furia, perder empleos, gastar montones de dinero en costosas llamadas telefónicas para hablar con él o con alguien que espera comprenda, comprarle regalos para reconciliarte con él, comprártelos para ti misma para gratificarte y olvidar, pasar días y noches enteros llorando por causa de él, descuidar tu salud hasta el extremo de enfermar seriamente….Tu recuperación requiere que te decidas a invertir en ella al menos la misma cantidad de cosas para mejorar. Y, como toda inversión, te garantiza recibir gratificantes dividendos.
Marina Olmi
 28 de Noviembre
Meditaciones de Mujeres que hacen demasiado. Anne Wilson Schaef
Estar en contacto con un poder más grande que nosotras
Principalmente no son las ideas abstractas las que influyen en nuestra espiritualidad, es nuestra vivencia de y con Dios.
SandraM. Schneiders
No podemos aproximarnos a Dios o al proceso del universo con ideas. La Teología intenta pensar en Dios, pero con frecuencia nos pide negar nuestra vivencia de un poder más grande que nosotras.
Cuando aprendemos a confiar en nuestras propias percepciones y experiencia, descubrimos que empezamos a tener una relación con el proceso del universo. De hecho, cuando hacemos nuestro trabajo de recuperación descubrimos que cuando vivimos de acuerdo con nuestro propio proceso, somos una con el universo. Somos el holomovimiento
Este proceso vivo que está en nosotras es, al mismo tiempo, más grande que nosotras. Cuando somos verdaderamente nosotras mismas, somos más que nosotras mismas. No tenemos que buscar la espiritualidad. Somos la espiritualidad.
Mi vivencia del infinito no puede empezar con mi cabeza.
28 de Noviembre,
Meditación Diaria para Mujeres, libro: Cada día un nuevo comienzo:
La idea de Dios es diferente para cada persona. La alegría de mi recuperación consiste en haber encontrado a Dios en mi interior.
Angela L. Wozniak
El programa nos promete la paz. Día a día, paso a paso, nos acercamos más a ella. Cada vez que alguien nos afecta claramente, y cada vez que nosotras afectamos a otra persona, percibimos la presencia divina en los demás, en nosotras y en todas las experiencias. La búsqueda de Dios terminará tan pronto como nos demos cuenta de que el Espíritu está tan cerca de nosotras como nuestros pensamientos y como el aire que respiramos.
El hecho de llegar a creer en un poder superior nos alivia en nuestras luchas diarias. Y, en ocasiones, para obtener el control aún luchamos por obtenerlo con el objeto de ser todopoderosas, sólo para darnos cuenta de que nosotras mismas construimos las barreras que afrontamos. Caminaremos por senderos tranquilos, tan pronto como permitamos que Dios nos guíe en todas las decisiones, grandes y pequeñas.
El mayor don que nos ofrece el programa es liberarnos de la ansiedad, esa ansiedad que con tanta frecuencia nos hizo recurrir a la bebida, a las pastillas o a las golosinas. Cada vez que nos libramos del problema que nos atrapa y esperamos el consuelo y al orientación que Dios nos ofrece, nos sentimos aliviadas.
La ayuda de Dios será mía tan pronto como lo aproveche plenamente. Me desprenderé de los problemas del día de hoy.
28 de Noviembre,
El lenguaje del adiós de Melody Beattie
De vuelta a los pasos
Regresa a los Pasos. Vuelve a un Paso.
Cuando no sepamos qué hacer a continuación, cuando nos sintamos confundidos, inquietos, perturbados, en las últimas, abrumados, completamente involuntariosos, llenos de rabia o de desesperación, volvamos a los Pasos.
No importa qué situación estemos enfrentando, trabajar un Paso nos ayudará. Concéntrate en uno, confía en tus instintos y trabájalo.
¿Qué significa trabajar un Paso? Piensa en ello. Medita sobre ello.
En vez de concentrarte en la confusión, en los problemas o en la situación que provoca tu desesperación o tu rabia, concéntrate en el Paso.
Piensa en cómo se podría aplicar ese Paso. Cíñete a él. Aférrate a él con tantas ganas como nos aferramos a nuestra confusión o al problema.
Los Pasos son una solución. Funcionan. Podemos confiar en que funcionan.
Podemos confiar en el lugar a donde los Pasos nos conducirán.
Cuando no sepamos qué paso dar después, tomemos uno de los Doce.
Hoy me concentraré en usar los Doce Pasos para resolver problemas y para mantenerme en equilibrio y en armonía. Trabajaré un paso al máximo de mi capacidad. Aprenderé a confiar en los Pasos y me apoyaré en ellos en vez de en mis conductas protectoras, codependientes.